Saltar al contenidoSaltar al menúSaltar a la busquedaSaltar a la lista de las actualidades

Alice Robichon - Universidad Angers

Alice Robichon

  • Compartir la página en redes sociales
  • Envia esta página por correo electrónico

    Send by mail


    Separated by coma
  • Imprimir esta página

Asesora de administración a los servicios del Primer ministro, 25 años

 


Su profesión en algunas palabras: “apasionante, estimulante, verdadera oportunidad”

 

“Tras un master 1 en derecho público, opositar era evidente. Es en este objetivo que escogí el master 2 Derecho de intervenciones públicas, especialidad Derecho y gestión de servicios públicos territoriales que prepara a las oposiciones administrativas. Integré la IRA de Nantes tras haber aprobado las pruebas, convirtiéndome en funcionaria de la administración de Estado. Más bien en buena posición al salir de una formación de un año, pude ser titularizada como agregada de administración en los servicios del primer ministro.

 

Ocupo un puesto de adjunta a los encargados de misión al secretariado general del Gobierno en el seno de la célula que establece la reforma de la administración territorial del Estado. Esta “unidad” de una decena de personas se encarga de las misiones jurídicas pero también de los cargos de dirección y de ayuda a la toma de decisión en materia de presupuesto, de recursos humanos, de organizaciones de servicios. Mi profesión es apasionante, utilizo mi formación jurídica, pero de manera diferente de lo que había imaginado al principio de mis estudios: ¡en vez de hacer aplicar la ley, participo a la elaboración de la norma!

 

Yo trabajo en el corazón de la administración, a lo más cerca de los responsables. Hoy, el derecho representa ¼ de mi tiempo. Aprendo mucho en otros dominios como la gestión de recursos humanos y las cuestiones presupuestarias que constituyen partes importantes de mis cargos. El derecho me enseñó la rigor, la síntesis, la capacidad de redacción y me dio las herramientas para apropiarme de las asignaturas que me eran menos familiares. Este puesto, apasionante pero muy acaparador, es una verdadera oportunidad: primero porque es interministerial, pero también porque me permite tener una visión general de la organización administrativa francesa. Es aún más interesante ya que me abre amplias posibilidades para la elección de mi próximo puesto.”