Saltar al contenidoSaltar al menúSaltar a la busquedaSaltar a la lista de las actualidades

Retrato de Ramaroson Andriantsitohaina - Universidad Angers

Retrato de Ramaroson Andriantsitohaina

  • Compartir la página en redes sociales
  • Envia esta página por correo electrónico

    Send by mail


    Separated by coma
  • Imprimir esta página

RAMAROSON ANDRIANTSITOHAINA, DIRECTOR DE INVESTIGACIÓN DE LA UMR “MITOCONDRÍA: REGULACIÓNES Y PATOLOGÍA”


“El vino contiene moléculas interesantes contra las enfermedades cardiovasculares”


 


El dominio de predilección de Ramaroson Andriantsitohaina es sobre el estudio de enfermedades cardiovasculares y metabólicas
(obesidad, desnutrición, diabetes, etc.). Desgraciadamente “de moda” desde hace algunos años,  estos males van costar muy caro a la sociedad en los próximos años. Para luchar contra estas enfermedades, el científico y su equipo de la UMR (Unidad mixta de investigación) U694 “Mitocondría: regulación y patologías”, trabajan para entender mejor las alteraciones que sufren los vasos sanguíneos durantes estas enfermedades.

 

Una historia de polifenoles

 

Acerca de las enfermedades cardiovasculares, el investigador tuvo que interesarse al vino tinto. Estudios epidemiológicas anteriores habían proporcionados bases científicas que mostraban que esta bebida participaba en reducir los riesgos de enfermedades cardiovasculares. Este efecto benéfico del vino ya había sido basado científicamente pero la explicación del mecanismo molecular aún permanecía desconocida. Ahí es donde el equipo de Ramaroson Andriantsitohaina interviene. En enero 2010, lograba determinar el mecanismo de acción de los polifenoles, naturalmente presente en el vino. Los científicos del laboratorio ya sabían que estas moléculas hacían efecto sobre las células de las paredes arteriales y que les empujaban a producir monóxido de nitrógeno, éste mismo al origen de la dilatación de los vasos.

 

La clave del misterio: los receptores de estrógenos

 

La explicación de semejante fenómeno se basa en los “ERalpha”, receptores de estrógenos, y sobre los cuales hacen efecto los polifenoles. Las experiencias llevadas a cabo por Ramaroson Andriantsitohaina sobre roedores demostraron que sin la presencia de ERalpha, los polifenoles no tenían ningún beneficio sobre la flexibilidad de las arterias. Ya está por fin resuelto el enigma. Para alcanzar este resultado, el equipo sometió ratas, ratones y conejos a la acción de los polifenoles para después mirar cómo se contraían los tejidos y observar el funcionamiento de las células. La ecografía de los roedores (ver foto) es una técnica entre otras utilizada por el equipo que permite mostrar los efectos protectores de los polifenoles sobre el corazón.

 

Consumo razonable

 

Él mismo consumidor moderado de vino tinto, el investigador recomienda beber uno o dos copas al día (uno para las mujeres, dos para los hombres). Sin embargo, Ramaroson Andriantsitohaina advierte contra los efectos nefastos de un uso excesivo, no por los polifenoles,  que son benéficos, sino por el alcohol contenido en la bebida. Existe una curiosidad, algunos polifenoles presentes en ciertos vinos son más protectores que otros. El “Merlot” y el “Cabernet-Sauvignon” forman parte de las vides más eficaces para producir monóxido de nitrógeno. Pero sea la que sea la uva, el vino tinto por lo general participa en evitar entre otras cosas la hipertensión arterial y el infarto de del miocardio. Mientras que el equipo ya terminó los tests sobre los animales, la fase de experimentación sobre los humanos pronto será lanzada. A plazo, el tratamiento se presentará probablemente bajo forma de cápsulas, con moléculas de polifenoles.

 

El descubrimiento de Ramaroson Andriantsitohaina y de sus colegas representa un gran progreso pero el investigador sigue persuadido de que millones de propiedades farmacológicos contenidas en otras especies vegetales todavía quedan por descubrir.

 

Contacto: Ramaroson Andriantsitohaina (ramaroson.andriantsitohaina @ univ-angers.fr) – Director de Investigación – UMR “Mitocondrias: Regulaciones y Patología” – INSERM U694