Saltar al contenidoSaltar al menúSaltar a la busquedaSaltar a la lista de las actualidades

Retrato de Narcis Avarvari - Universidad Angers

Retrato de Narcis Avarvari

  • Compartir la página en redes sociales
  • Envia esta página por correo electrónico

    Send by mail


    Separated by coma
  • Imprimir esta página

NARCIS AVARVARI, INVESTIGADOR EN QUÍMICA MOLECULAR

“La química molecular posee su parte de creatividad”

 


Entre la química y el arte, a priori, no existe relación. Sin embargo, Narcis Avarvari, director de investigación en el laboratorio de química MOLTECH Anjou (para Molecular technology) considera su dominio de investigación como un verdadero trabajo creativo. A diferencia de la física, su asignatura “vecina”, la química es una ciencia que crea su propio objeto, o sea las moléculas,  las mismas que se utilizan para concebir un producto final.

 

MOLTECH Anjou trabaja para concebir nuevos materiales moleculares destinados a varias aplicaciones, especialmente la electrónica y las energías renovables. Los investigadores del laboratorio intentan por ejemplo sustituir el silicio presente en los paneles fotovoltaicos por moléculas orgánicas.

 

Encontrar la “receta” de las moléculas

 

Narcis Avarvari y su grupo trabajan más específicamente a la concepción de materiales moleculares cristalinos, es decir al estado sólido, bajo forma de cristales. Estas investigaciones, fundamentales, tienen por vocación de ser “proseguidas” por los físicos. De allí que es importante para el científico conocer esta asignatura con el fin de entender mejor el habla de sus colegas de los laboratorios de física. El aspecto colaborativo interesa al investigador para la emulación que existe entre MOLTECH y otros laboratorios ya que mantiene cooperaciones en toda Europa.

 

Sintetizar las moléculas orgánicas, esto es una parte esencial del trabajo de grupo de Narcis Avarvari. Para resumir, se trata de crear una molécula meta a partir de otros compuestos químicos, constituidos ellos mismos de carbono, hidrógeno, oxigeno, nitrógeno o azufre. Se escogen estos compuestos, llamados “precursores”, en un catálogo de reactivos químicos y luego se compran antes de utilizarlos en laboratorios para dar a luz a una nueva molécula. Se reparte en 3 el tiempo pasado en el laboratorio: sintetizar el compuesto, purificarlo, y por fin analizarlo gracias a varios aparatos.

 

Imaginar e interpretar

 

De ahora en adelante Narcis Avarvari sólo manipula muy pocas veces  ya que su función de director de investigación lo reclama para otras actividades. Sin embargo él sigue de cerca las experiencias llevadas en laboratorio por sus estudiantes que preparan o que ya tienen un doctorado. El investigador, muy favorable al trabajo de equipo, es útil en otra parte, en particular en el trabajo de interpretación de datos, de resolución de una estructura cristalina, etc. Algunos dibujos de moléculas cubren el pizarrón “velleda” en su despacho: es una manera eficaz para explicar la estructura de una molécula a los estudiantes. La lectura de la bibliografía, abundante, ocupa parte de su tiempo y le permite asegurarse de que sus ideas de investigación no han sido ya llevadas por otros laboratorios. De igual modo, Narcis Avarvari se emplea a la escritura, el “output” como lo llama: la publicación de artículos sobre los resultados conseguidos por su grupo participa así a la circulación de la información.

 

La imaginación para encontrar pistas de investigación tiene un lugar esencial en su trabajo: para evitar la rutina pero también para seguir competitivo. A menudo se extasía ante una molécula a causa de su aspecto estético. Curiosamente, estos materiales moleculares a veces se parecen a estructuras arquitecturales. La química molecular posee algo un poco misterioso que sigue fascinando a Narcis Avarvari. Sus trabajos ahora son reconocidos por la comunidad internacional. Ya en 1989, poco antes de integrar la Universidad de Iasi, en Rumanía (su país de origen) recibía la medalla de plata en la Olimpiada Internacional de Química. Y luego el premio de tesis de la “École Polytechnique” en 1999, antes de ser recompensado por la División de Química de Coordinación de la Sociedad Química de Francia en 2007. Aquel año, recibió la medalla “George Spacu” de la Sociedad Química de Rumanía.

 

Contacto: Narcis Avarvari (narcis.avarvari @ univ-angers.fr) – Director de investigación CNRS del laboratorio MOLTECH Anjou de la Universidad de Angers – UMR CNRS 6200