Saltar al contenidoSaltar al menúSaltar a la busquedaSaltar a la lista de las actualidades

Retrato de Annick Weil-Barais - Universidad Angers

Retrato de Annick Weil-Barais

  • Compartir la página en redes sociales
  • Envia esta página por correo electrónico

    Send by mail


    Separated by coma
  • Imprimir esta página

Annick Weil-Barais, profesor-investigador en psicología cognitiva


“El desarrollo del pensamiento en el niño está relacionado con el aprendizaje de los saberes”

 

 

Observar a los niños interactuando con los adultos, esto es una actividad que ocupó durante bastante tiempo Annick Weil-Barais. ¿El objetivo de estas sesiones? Conocer mejor las maneras con las cuales los “care-takers” (o sea los “educadores” en sentido amplio: padres, nodriza etc.) intervienen en el proceso de adquisición de saberes. Mejor dicho, ¿cómo aprenden los niños? Si el papel de los adultos en el desarrollo del niño (lenguaje oral, atención, autorregulación, etc.) fue el objeto de numerosos estudios, su función en la adquisición de conocimientos específicos (leer, escribir, calcular, aprender ciencias, etc.) es mucho menos conocida. La psicóloga se esmera en un enfoque del niño en su entorno vital: en el marco del laboratorio PPI (proceso de pensamiento e intervenciones), su trabajo consiste antes de todo en analizar las prácticas educativas y en estudiar su impacto en el desarrollo intelectual del niño.

 

Adultos que orientan

 

Sus primeros trabajos eran sobre todo centrados en la formación de los conceptos y de los enfoques científicos de parte de los niños y adolescentes que beneficiaban entonces de un entorno científico peculiar (por ejemplo un laboratorio interdisciplinario e interuniversitario creado por un físico para estudiar los procesos de transmisión y de apropiación de conocimientos científicos). La llegada de Annick Weil-Barais fue la ocasión para que ella se interesara a los niños de edad preescolar (3-6 años), muchos menos estudiados por los psicólogos que los bebes.

 


¿Cuáles son los saberes que preparan a los aprendizajes fundamentales? (leer, escribir, calcular) ¿Qué papeles desempeñan los adultos en estos aprendizajes?  Un constato corroborado por numerosos científicos: los niños que no adquirieron la competencia de segmentación de las palabras en unidades sonoras (los fonemas) presentan un riesgo elevado de fracaso del aprendizaje de la lectura en primero de EGB. Entonces la psicóloga se preguntó si algunos adultos orientan de manera peculiar la atención de los niños durante la lectura, permitiéndoles de ese modo adquirir esta “consciencia fonológica”. La observación de los intercambios entre nodrizas y niños de 2 a 3 años (trabajo de tesis de Florence Lacroix) mostró que estas profesionales segmentaban y sobre-articulaban sistemáticamente las nuevas palabras encontradas en libros de imágenes que leían a los niños. Una técnica lejos de ser anodina: prepara de manera eficaz el aprendizaje de la lectura, varios años antes de que los niños aprendan explícitamente a leer en la escuela.

 

Del mismo modo, leer un texto supone controlar su mirada: empezar a la izquierda para desplazarlo horizontalmente hacia la derecha, y luego volver al principio de la línea más abajo. Estos movimientos de los ojos, lejos de ser innatos, son muy específicos a los sistemas gráficos empleados. Al principio de su aprendizaje, los niños exploran el espacio gráfico moviendo la cabeza. Poco a poco, la motricidad ocular se sustituye a los movimientos de cabeza, lo que hacen los adultos buenos lectores sin ser consciente de ello. Annick Weil-Barais se interesa a esta educación de la mirada. Que se trate de textos o de cuadros (tesis en clase de Alexandra Wallner), un control explicito de la mirada es necesario al principio, lo que no es el caso de las imágenes animadas que las determinan en parte. Por eso un exceso de exposición de los niños jóvenes a las imágenes televisivas es nocivo, lo que ahora reconocen varios investigadores.

 

Sensibilizar a los padres

 

La manera con la cual los “care-takers” intervienen ante los niños está relacionada a los sistemas de representación. Casa uno tiene una idea de lo que le gusta a los niños, lo que es bien para ellos, cómo ayudarles a entender, etc. Al observar los padres que acompañan a sus niños en la “Cité des Sciences” (ciudad de las ciencias), le llamo la atención a Annick Weil-Barais que ellos incitaban los niños más a la acción que a la reflexión. Los padres, muy directivos, acompañan muy pocas veces en un enfoque de investigación. Esta primera observación le dio la idea de estudiar las representaciones que tienen los adultos de la manera con la cual los niños aprenden, y lo que consideran “bien” que aprendan. Ya que se comprobó a veces que las ideas eran inadaptadas a las necesidades cognitivas de los niños, Annick Weil-Barais también se interesó en las modalidades de cambio de representaciones, relacionadas con el cambio de práctica de los “care-takers”.

 

La psicóloga ya no está tan frecuentemente en el terreno como antes, muy a pesar suyo. Pero a ella le alegra ver que “sus” estudiantes de doctorado llevan muy bien las experiencias en el terreno y que comparten la idea de que es necesario estudiar las modalidades educativas para entender el desarrollo de los niños, además de los estudios focalizados en los procesos cognitivos implicados en los aprendizajes.

 

 

Contacto: Annick Weil-Barais – Profesor en psicología cognitiva – Laboratorio de psicología PPI – Correo electrónico (annick.weil-barais @ univ-angers.fr)